Monederos y neceser…¡Por fin acabados!

¡Hola!

Llevo unos días acabando cosillas que había empezado hace un montón de tiempo. ¿Os acordáis de estos monederos y  este neceser? Os los enseñaba AQUÍ

Pues, ¡Este es el resultado final!

Estan tejidos a ganchillo.Para confeccionarlos he usado punto bajo, punto de concha y punto de abanico.

El estuche amarillo lo acabé hace ya unos meses.  Ya veis, las florecitas que añadí le dan mucha vida y ha quedado muy alegre. El forro es un retal de seda natural. El hilo con el que lo he tejido es de algodón.

Los monederos también los he tejidos con hilo de algodón…. De hecho los tejí para acabar con el resto de los hilos que tenia, y ¡Ya lo he conseguido! ¡Ya no me quedan restos de ninguno!

Para los monederos he usado dos boquillas diferentes, al turquesa le he puesto una dorada que se pone cosiéndola directamente al tejido.

El marrón y turquesa la lleva plateada y es de las que se encola el tejido a la boquilla.

Como podéis ver en las fotos, para los forros siempre procuro poner telas que resalten.

Bueno, han costado unos meses,¡¡¡ pero por fin los he acabado!!!

¡Nos vemos pronto!


Monederos por acabar…

¡Hola!

Os quiero enseñar unos monederos que tejí hace ya unos meses y todavía los tengo por acabar…
Sííííí, soy un desastre… pero no es lo único que tengo por acabar…. (Ya os lo enseñaré el resto otro día…jajajaja)
Hoy os enseño dos proyectos de monederos y un de neceser.

Son del mismo estilo que estos monederos y de estos  y de este estuche , o este otroque he ido confeccionando tiempo atrás, pero es que me gustan de este estilo. 

Para el estuche de color ocre he tejido una franja con punto de estrella. Es la primera vez que lo he trabajo y la verdad es que no es difícil y queda muy bonito.
Para el monedero marrón y turquesa he usado punto bajo, intercalando dos colores.

Y para el turquesa he trabajado el punto bajo con una franja a punto de conchas o punto abanico, como más os guste llamarlo, que además de sencillo de tejer queda muy bonito.

Ahora he de escoger unas telas para hacer los forros, que con las que tengo seguro que no me costará encontrar unas que me gusten.
También he de escoger boquillas, y es que tengo varios modelos y no se cuales elegir. 

Me gustan las de estilo vintage, por que parecen antiguas, pero creo que con el color de los hilos de los monederos quedan mejor las plateadas. 

Sí creo que son las que mejor quedan… ¿No os parece?

Cuando estén acabados os los enseñaré… espero que no pase mucho tiempo.

¡Nos vemos pronto!


Estuche de ganchillo… Otro más

¡Hola!

Bueno, bueno… yo sigo con los estuches. Hoy toca uno de ganchillo, que ya hace un tiempo que realicé y os hablé de él en ésta entrada.
Os comentaba que se lo había llevado mi hija antes de poderlo fotografiar. Pues bien, aproveché que vino el fin de semana pasado para hacer las fotos. Le dije: “Mariona,  sobretodo cuando vengas, trae el neceser naranja. ¡Es importante!” Jajajaja.  Y como ella es muy obediente, llegó a casa con el estuche a punto para la sesión fotográfica.

Lo tejí a ganchillo con hilo de algodón y a punto bajo, aunque, para darle un poco de vidilla, intercalé unas vueltas a punto de garbanzo o bodoques. Es un punto agradable de tejer y fácil. 

El resultado ya lo estáis viendo.

Mide unos 20 centímetros de ancho por 18 de alto. 

Como cierre he puesto una cremallera en color naranja y está forrado con una tela de florecitas, de algodón 100% que ya he usado otras veces.

También he puesto un trocito de cinta con estampado de colores ácidos que sirve para agarrar el estuche al abrir y cerrar. Como tirador de la cremallera he puesto una cinta estrecha de cuadritos vichy naranjas y blancos para que el estuche quede conjuntado.

¿Qué os parece?

Y eso es todo por hoy. 

¡Nos vemos pronto!


Estuche de rafia o neceser de junco ¿como queráis llamarlo?

¡Hola!
Estos días estuve reorganizando las fotos de las cosas que tengo para subir al blog y me encontré con una carpeta que contenía las fotos de un estuche que hice el verano pasado. 
Bueno, hice, lo que se dice,  hice… No. Lo customicé.
Era un estuche de rafia que compré en un impulso hará ya dos veranos y que me costó más o menos tres euros, pero después de tenerlo en casa no me acababa de gustar. Así que decidí que lo iba a transformar.
Con un poco de puntilla de algodón bordado, un poco de cola y una aguja e hilos, así es como me quedó. 
Lo llevo en el cesto de la playa, en él pongo las cremas que uso para poder tomar el sol en verano. 
Así de fácil, y ahora tengo un estuche personalizado, seguro que no hay dos iguales. 
¡Nos vemos pronto!


Estuche de ganchillo

¡Hola!
Yo sigo aprovechando las lanas, algodones y telas que tengo por casa.
Algunos son los restos de otras cosillas que fui haciendo y como no me gusta tirar nada, y más aún cuando queda suficiente material como para hacer otras cosas, pues aquí estoy, creando pequeños trabajos con ellas.
Esta vez he tejido un estuche con ganchillo y a punto bajo, súper fácil, que usaré para guardar lo cosméticos. 
Los colores son turquesa y ocre y las medidas  unos 20 centímetros de ancho por 18 de alto. 
Como cierre he puesto una cremallera de color verde pistacho que, aunque parezca que desentona, a mi me gusta por el contraste que crea.
También he puesto un trocito de cinta con estampado de colores ácidos que sirve para agarrar el estuche al abrir y cerrar. Para el forro usé un trozo de una tela que tengo gris con florecitas y que también he usado para otras cosas. 

Una vez acabado éste, puse manos a la obra para hacer otro igual pero con algodón de color naranja. La diferencia es que lo hice con punto de garbanzo.
Lástima que no hice fotos antes de que pasara mi hija por casa y se lo llevara. Si algún día puedo haré las fotos.
Y esos es todo por hoy. ¡Nos vemos pronto!