Bolsas para la lencería.

¡Hola!
Hoy va de recuerdos repetidos… ¿Mande…?  Pues eso… de cosas que he confeccionado y que vuelvo a confeccionar por encargos que me han hecho.
Trabajos con los que disfruto, porque aunque no sean del mundo “muñequil” en el que estoy inmersa, me relajan y con los que me recreo durante su confección y que, además,  me alegran la vista cuando los veo acabados.
Uno de estos trabajos son las bolsas para poner la ropa interior, ¿Recordáis? Os enseñaba, hace ya un tiempo, una que hice para la novia de mi hijo, y de paso os dejé el tutorial que hice mientras confeccionaba dos modelos nuevos.
Pues bien, desde entonces hasta hoy, he hecho unas cuantas bolsas más. Bueno… tampoco os penséis que he hecho para un regimiento, no, concretamente he confeccionado, en total, diez,  qué bueno, pues no está tan mal, ¿No?
Sólo he fotografiado las cuatro que me encargó mi amiga Núria, que además es una buena clienta. Las otras dos eran iguales a las primeras que hice y la verdad, no creí que fuera necesario sacar más fotos.
Disfruto confeccionando  estas bolsas porque es un trabajo distraído. Recortas las piezas y las coses uniéndolas como si de un puzzle se tratara. Combinas colores, puntillas, lazos… Y, como os he dicho antes, el resultado es tan vistoso que me alegra la vista y me hace sentir bien. 
A Núria le gustó el modelo para chico de los boxes en cuadros negros y blancos. De este modelo me encargó dos iguales para dos chicos, aunque tienen diferencias…. ¿Las habéis notado?
Para las chicas, también dos, escogió el modelo de florecitas con las braguitas corte bikini. Una de la bolsa la quería igual que la primera que había hecho, pero la otra, que era para una adolescente, me pidió que no llevara tanta puntilla, y si podía que ser en colores negro o gris, así que mi opción fue la que podéis ver en las fotos.

 

Quedaron bastante bien, ¿No?
Me encantan los detalles… Las cintas para cerrar las bolsas y…

Los botones que cuelgan en los extremos de la cola de ratón…

Ah!!!! Están confeccionadas en lino y las aplicaciones en telas de algodón.
Me gusta guardar la lencería y ropa interior en lino, es transpirable y suave. Un tejido idóneo para poner nuestra ropa más delicada.
¡Nos vemos pronto!

Y siguen llegando…. ¡Los Reyes!

¡Hola!

Más cosas que hice por encargo de los Reyes Magos…. A este paso llegará la primavera y yo estaré, todavía, enseñándoos los regalos de Reyes.
Para mi sobrina Jael, que ya es toda una señorita y que además le encantan los perros y los gatos… decidí hacerle un bolso un tanto especial.

Por la web vi unos cojines bordados con perros y gatos y me inspiré….Es un diseño de http://dianemariewatson.blogspot.com.es, hace cosas fantásticas, tanto que he reproducido uno de sus bordados.

Es la primera vez que hago algo bordado de este tipo. De hecho lo hice como buenamente pude, pero el resultado no está mal.

Primero hice el dibujo en un papel y lo calqué a la tela. Después sólo quedaba bordar (je je)

Como podéis ver además del bordado hay unas pequeñas aplicaciones de tela.

Una de ellas es la que me sirvió para hacer parte del cuerpo del bolso.

Utilicé tela de lino en color arena y telas de algodón para el forro y la parte delantera y bajo de la solapa.

En el interior hay un bolsillo para poner alguna cosilla pequeña.

Y eso es todo por hoy.

A ver si me pongo las pilas y esta semana acabo con el tema de los Reyes… jajajaja

¡Nos vemos pronto!

¡Ya llegaron los Reyes!

¡Hola!
¿Cómo han ido las fiestas? Habéis disfrutados de la Magia de la Navidad… Yo como cada año, compartiendo los días señalados con la familia y los amigos. Si, amigos,  por que la noche del 31 de diciembre la he  pasado con las amistades, ya que la familia estaba un poco lejos y mis hijos… que ya son mayores,  y ya se sabe, salen con sus parejas y sus pandillas. Pero he disfrutado de todos más o menos rato, además no ha faltado nadie. ¡Qué bien!
Y los Reyes Magos… ¿Os traído muchas cosas?
A mí, alguna que otra cosilla, pero lo que hoy os quiero enseñar es lo que ha salido de las manos de L’@ LaRoba.
No sé por cual empezar…
Iré poco  a  poco…  paso a paso.
Hoy os enseño unas bolsas que ya conocéis…  Los Reyes del año  pasado ya confeccionaron ÉSTA.

Se trata de unas bolsas para poner las pinzas de la ropa… o lo que se quiera, evidentemente.

Confeccionadas con perneras de viejos tejanos y forradas con lonetas.

Como decoración llevan un trozo de cuerda “con ropa tendida”, y pequeñas pinzas de madera o plástico.

Ha sido el regalo que los Reyes Magos han llevado a mis cuñadas, que además son hermanas (siiii, mis dos hermanos se casaron con dos hermanas… ji ji).
Aunque, para ser sincera, una amiga me encargó tres para regalar en estas fechas… y aproveché la ocasión para confeccionar dos más y poder regalárselas a mis cuñadas.

Todas están confeccionadas igual, lo único que cambia es la loneta del forro. Las hay rayadas y con cuadros… tonos azules, rosas… o multicolor.
Todas quedaron súper chulas, ¿no os parece?

¡Nos vemos pronto!… Os he enseñar más cositas que hice.


Los últimos capazos

¡Hola!
Sí, lo sé… ya os lo dije en la entrada anterior… Que esta temporada no quise hacer más capazos pero sí que fui liquidando los que tenia hechos… Creo que también os dije que de hecho realicé alguno que me habían encargado. Pues bien, hoy os los enseño y, sí, también lo sé, ya no es época, el verano pasó… pero voy retrasadilla y bueno… pues quien hace lo que puede… jejeje.
De la ColecciónTricolor, me encargaron dos.
El pequeño, mide 46 x 26 cm, aproximadamente, y los colores son un degradado que va del Turquesa vivo al Rosa Antiguo pasando por el Blanco Roto.
Cierra con una cremallera, el interior está totalmente forrado y lleva un pequeño bolsillo que también se cierra con cremallera.
Esta vez he puesto un detalle, se trata de una bolita con pasamanería de color a juego con los utilizados en el capazo y que le colgado del cierre de la cremallera.
Además me encargaron otro de la misma colección, pero esta vez es del tamaño grande, medidas 52 x 35 cm.  Igual que el pequeño, cierra con cremallera, pero en el interior sólo lleva un bolsillo.
Los colores son más intensos, pero igualmente veraniegos, van del Marrón Elefante al Azul Cadaqués pasando por el Blanco Antiguo
Evidentemente en ambos capazos la estrella ribeteada con lentejuelas es lo que los hace únicos y especiales.
Y para ir acabando, el tercero y último que hice. Este no fue ningún encargo, pero lo vendí enseguida… qué ¡¡¡suerte!!!
Lo podría catalogar en la colección Rústik, pero lleva reminiscencias de la Tricolor, por lo de la estrella. Os explico.
Es del tamaño grande, es decir unos 52 x 35 cm, aproximadamente. Lleva una capa de pintura lavada en color Blanco Antiguo.
Y… ¿Qué es una pintura lavada os preguntareis? Pues muy fácil. Primero pinto todo el capazo del color escogido y antes de que la pintura se seque, le paso una esponja mojada en agua y “lavo” todo el capazo para quitar parte de la pintura.
 De esta manera la pátina desaparece de unas zonas más que de otras y queda con este aspecto descolorido, como gastado.

En ese caso puse tres estrellas de tela de saco, son de diferente tamaño y están  ribeteadas con lentejuelas plateadas que contrastan con la tela de saco tan rustica.
Cierra con cremallera y tienen bolsillo interior. Las asas las forré con trapillo y evidentemente, puse el detalle de la bolita en la cremallera.
La persona que me lo compró me pidió si podía ponerle asas largas y así lo hice. Para ello confeccioné unas asas de la misma tela que uso para poner la cremallera y el bolsillo y para reforzarla le cosí una tira de tela de saco. E esta manera quedó totalmente integrada en el estilo del capazo. No pensé en hacer fotos, sólo tengo una que hice con e móvil y es malísima…pero para haceros una idea.
Me quedó bonito, ¿verdad? Aunque quede mal decirlo, pero es que el resultado me gustó muchísimo…
Y eso es todo, han sido los tres capazos realizados esta temporada, y aunque ahora me dedico a los muecos, no me gustaría que fueran los últimos, ya que disfruto muchísimo pensando cómo poderlos decorar de manera original.

¡Nos vemos pronto! ¡Cuidaros!

Capazos de verano…Cómo envolverlos.

¡Hola!
No hace falta que os diga que me encanta hacer paquetes, porque,  a estas alturas las que ya me conocen un poco, se habrán dado cuenta.
Pues bien, a pesar de que este año no me he dedicado a decorar capazos de verano, sí es cierto que he ido liquidado los que tenia de la temporada pasada e incluso he hecho algún que otro encargo. ¡No están los tiempos para decir que no a nada!
Pero no es de esto de lo que os quiero hablar, lo que quiero enseñaros es  la manera como los envuelvo, creo que es original y queda chula, además de práctica para poderlo trasportar hasta la persona que lo recibe.

Una vez envuelto en papel de regalo o en papel kraft, lo ato con cuerda o con cinta.
Con la misma cuerda hago un asa en la parte superior para poderlo agarrar para transportarlo, como si de una bolsa o una maleta se tratara.
Llama la atención el gran lazo que adorna la parte delantera del paquete. También está realizado con papel de regalo, coordinado con el que envuelve el capazo.
El punto final lo pone  la pinza decorada que sujeta una de mis tarjetas.
Y así quedan… ¿Nos os parecen originales?