Pedidos personalizados

¡Hola!
De vez en cuando se ponen en contacto conmigo para pedir si puedo hacer uno de mis muñecos de trapo Viti-Tori, pero con algún cambio.
Evidentemente, a mi no me cuesta nada y es más disfruto con ello e incluso alguno de estos cambios han pasado a formar parte de mi catálogo.
Ya os había enseñado alguno de estos cambios (aquí, y aquí)
El muñeco de trapo Viti-Tori original es éste
y a partir de este los cambos que me pidieron fueron:
Un Viti-Tori Capitán Pirata, pero que sea Capitana…

 Otra Viti-Tori Capitana pero con parche…

 Un Viti-Tori Capitán Pirata, pero sin garfio…

Hoy os quiero enseñar el último pedido personalizado… y que además ha viajado hasta Francia.

Se trata de la Viti-Tori Princesa Rosa.
Esta es la original….
Y esta es la nueva….

Evidentemente ya veis que ahora mismo el nombre no le hace justicia… jajajaja.  Pero me gusta como ha quedado… aunque no sé si esta formará parte, o no, del catálogo.

¿Vosotras que haríais?
Además también me pidieron si podía poner capa al Viti-Tori Caballero Templario, y, aquí los tenéis.
Son la pareja del año. ¿A que sí?
¿Os gustan?

 

¡Nos vemos pronto!

Muñecos Viti-Tori Navideños (parte 3 y última)

¡Hola!

Para acabar con la familia de Viti-Tori Navideños(aquí y aquí), hoy os enseño los dos últimos personajes.
Se trata de unos angelitos, o mejor dicho angelitas y un muñeco de nieve.

Empezaré con las Viti-Tori Angelitas. He confeccionado la Angelita plata y la Angelina Oro.

Ambas llevan un vestido con detalles a juego y unas alas en fieltro blanco con dibujo en purpurina.
 No podía faltar la coronita en la cabeza,  que es muy, pero que muy, brillante y alegran la cara picarona que les hace las dos enormes coletas.


Y para acabar, el Viti-Tori Muñeco de Nieve. Gordinflón y muy blandito. 

El cuerpo está confeccionado con una tela blanca llena de estrellitas también en blanco.

La cara tiene dibujada una enorme sonrisa que enmarca la nariz de zanahoria y unos grandes ojos achispados. Para no pasar frío lleva una bufanda al cuello y un gorro de forro polar en la cabeza.

Es sencillo, pero muy simpático. ¡Ah!…. Y aunque sea un muñeco de nieve, aunque haga calor no se deshace…. Jajajaja.
Si queréis ver todos los personajes de Viti-Tori que confecciono podéis acceder al catálogo.

¡Hasta pronto!


Muñecos Viti-Tori Navideños (parte 2)

¡Hola!

Sigo mostrándoos los nuevos personajes que forman parte de la colección de Muñecos de TrapoViti-Tori, se trata de la familia de Viti-Tori Navideños.

El otro día os enseñé el niño y la niña Navideño/a que os decía que parecían los hijos de Santa Claus… ¿Recordáis? 

Pues bien, de todos es sabido que Santa Claus no podría hacer todo el trabajo de preparar los regalos para los miles y miles de niños si no fuera por sus ayudantes, los duendes, así, estaba claro, no podían faltar los duendes en la nueva familia de VitiToriNavideños.

El niño y la niña Duendes están llenos de color y detalles que los hacen únicos..

El cascabel en la punta del puntiagudo gorro, los botines con el detalle en fieltro, las medias de topos o rayas…. Y ¡las orejas! Dicen que los duendes tienen las orejas puntiagudas y… ¡Es verdad! Mirad las orejas que tienen estos duendes….

Son simpáticos ¿no?, al menos a mi me lo parecen.

El próximo día más.

¡Hasta pronto!


Muñecos Viti-Tori Navideños (parte 1)

¡Hola!

Hoy os quiero enseñar alguno de los nuevos personajes que entran a formar parte de la colección de los muñecos Viti-Tori. (Ver el catálogo Los Viti-Tori y Los Viti-Tori Navideños)

Se trata de la familia Viti-Tori Navideños y como no podía ser de otra forma, siguen la misma línea, blanditos y con cara simpaticona y llenos de detalles que los hacen únicos.

¿Sabéis si Santa Claus tiene hijos? ¿No? ¿Seguro que no tiene ninguno? Porque… ¡¡¡ Estos dos lo parecen!!! Jajajaja.

El Viti-Tori Niño Navideño, lleva un traje rojo con sus detalles en blanco y unas estupendas botas negras y cómo no, un gorro… todo muy, pero que muy, parecido a la ropa que usa Santa.

La Viti-Tori Niña Navideña es más presumida y lleva una falda en tonos rojos y un abrigo ribeteado de polar blanco y su gorro rojo con detalles en blanco y borla. Para no pasar frío lleva una bufanda.

He confeccionado muñecas con diferentes telas, las hay con el abrigo de estrellitas o de corazones, las faldas también son diferentes, así hay más para escoger.

Me recuerdan a las hermanas del libro (y película) Mujercitas, ¿No os lo parece), Claro que ellas eran cuatro.

¡El próximo día os enseño más personajes!

¡Hasta pronto!

Va de piratas!!!!

¡Hola!
Hace unos meses me encargaron un Viti-Tori Pirata, pero que fuera niña, es decir una Capitana Pirata y que os la enseñé en esta entrada y que pasó a formar parte de los muñecos Viti-Tori.
En las fotos de aquella entrada podéis observar que hice tres, y lo hice porque me pareció que era buena idea tener una muñeca que fuese Capitana Pirata y que podría venderlas… y ¡acerté!
Las añadí al CATÁLOGO y por suerte gustaron, de hecho las agoté, y tuve que ir haciendo más.
Esta que os enseño hoy me la encargó mi hija para una niña que se llama Arlet, un nombre precioso y original ¿No?
Ya veis que es como las primeras Viti-Tori Capitana Pirata, con sus trencitas, sus botas pintadas, su camiseta rayada… pero con parche en el ojo… ¡como buen pirata! Mi hija quería que la  Viti-Tori Capitana Pirata lo llevase y así lo hice.
Por cierto sabéis porque los piratas llevaban un parche en el ojo… Porque eran tuertos… jajajaja. 
Nooooo…. Supongo que algunos sí lo serian pero el otro día oí que explicaban que la teoría más plausible es que se tratara de una forma de acostumbrarse al cambio de luz en sus batallas.
Cuando los piratas asaltaban un barco, el combate se iniciaba en la cubierta pero continuaba en interior del barco, que era donde guardaban las cosas de valor y que a ellos les interesaba apropiarse. Nuestro ojo tarda en acostumbrarse del paso de la luz a la oscuridad entre 4 y 6 minutos, por lo que si la batalla era de día, abandonar la cubierta para luchar en el interior del barco supondría estar unos minutos a merced de los que estaban ya dentro. Lógicamente, en una batalla a muerte no te iban a dejar tiempo para que te acostumbraras a la oscuridad, por lo que antes de que te dieras cuenta te habrían matado.
Este problema los piratas experimentados lo solucionaban con un parche. Se ponían el parche tapando un ojo para saltar a cubierta del barco rival y simplemente con cambiarse el parche al otro ojo cuando entraban en la oscuridad, permitiría que el ojo que ha estado tapado en cubierta no necesitara esa adaptación, pudiendo luchar con normalidad (toda la normalidad que te deja luchar con un único ojo).
¿Qué os parece la historia? Curiosa, ¿No?
Ahora ya sabéis… los Viti-Tori Capitán/a Pirata que llevan parche… entrarán en combate de ¡¡¡Besos y abrazos!!!!
¡Nos vemos pronto! ¡Cuidaros!