Tiempo de mágia y caballeros.

 ¡Hola!

Hoy os quiero enseñar una capa de caballero templario y otra de mago, con sus complementos, casco y caballo para los caballeros y varita para los magos.

Voy un poco tarde, como en tantas otras ocasiones. Ya ha pasado casi un mes desde que inauguré la nueva página web y todavía no había escrito ni una sola entrada. Además, lo que os enseño hoy,  son unos pedidos especiales que me hicieron hace ya muuuchos meses.

Como siempre el día a día nos supera y hemos de dejar algunas cosas para más tarde. El escribir en el blog se queda en la cola de la lista de las cosas para hacer. Aunque me da muchísima rabia, porque es una de las cosas que me gusta hacer.

Estos días (… meses, diría yo) he estado ocupada confeccionando muchas muñecas y otras cosillas que os iré enseñando.

Hoy voy a empezar por unos pedidos especiales y que, por casualidad, tuvieron en común una cosa… Una capa.

Tiempo de caballeros …

El primero, que me lo encargaron hará más de un año, se trata de un casco de caballero medieval con la capa de templario.

Y,  ¿qué otra cosa no le puede faltar a un caballero?….. Exacto, el caballo.

Ya veis, todo un conjunto completo y de lo más molón. El casco está confeccionado con tela de polar gris con detalles en rojo. Como era para celebrar el cumpleaños de un niño, me pidieron que hiciera también el número de su edad, el  cuatro.  Lo querían poner en el caso. De esta forma, sustituyeron la típica corona por un simpático casco de caballero medieval.

La capa es de popelín de algodón y lleva la cruz de templario aplicada a máquina. Normalmente uso fieltro, pero pensñe que quizás la capa, al ser blanca se tendría de lavar más de una vez y que daría mejor resultado hacerla de esta manera.

El caballo, es de los Caballos de Palo que hago para vender, normalmente, en los mercados y ferias medievales a las que asisto. Le puse bridas rojas para que el conjunto fuese más armonioso

…y de mágia

El otro encargo, fue una capa de Mago y una varita mágica a conjunto. La realicé con tela de raso estampado con estrellas plateadas. Como la tela era lisa por un lado, confeccioné la capa de manera que fuese reversible.

Para ello, cosí la capucha con una costura inglesa, y puse un bies del mismo color que la tela alrededor de toda la capa.

La varita, es del modelo que hago, con su tul a modo de destellos. En este caso, pero, hice unas modificaciones, en lugar de fieltro, la confeccioné con la misma tela de la capa. El tul de color malva y unas cintas plateadas le acaban dando un que “mágico”.

Ya veis el resultado, genial, ¿no?

 

Quien sabe, a lo mejor con el tiempo lo pongo en la tienda 🙂

¡Hasta pronto!


Caballos de palo.

¡Hola!

Para acabar con las cositas que hice para los medevales, os presento… tachán…tachán…. ¡Los Caballitos de palo!
 También tuvieron un gran éxito y se vendieron en un abrir de ojos. Bueno… La verdad es que me daba miedo de que no  gustaran y de que no se vendieran, con lo cual sólo hice media docena. Pero, sorpresa, sorpresa,  el sábado a mediodía ya no quedaban. Así que para otra ocasión haré más cantidad. 
Los he confeccionado con tela de saco,  y para los detalles he usado fieltro.
Adquirí unas varillas de madera en una tienda de bricolaje y las corte a la medida y en ella encolé y até las cabecitas de los caballos. 
Me gusta mucho como han quedado. Tengo que hacer más…  si, muchos más, los caballeros necesitan a sus caballos, jajaja.
Bueno,  por hoy esto es todo. En la próxima entrada os enseñaré los muñecos y animales de tela.
Espero que os gusten.

¡Nos vemos pronto!