Dragón… ¡¡¡Se le suben los colores!!!

¡Hola!
Este fin de semana he estado ganduleando un poco, se me ha tirado el tiempo encima y no he preparado la entrada para poder publicarla a la hora de siempre… ¡Soy un desastre! (un secreto, os lo digo flojito para que no nos oigan…no es la primera vez que me pasa… y no creo que sea la última), aunque tengo que decir en mi favor que estuve arreglando y clasificando un montón de fotos para poder incluirlas en los post.
Pero bueno, como más vale tarde que nunca… Aquí estoy.
Yo sigo con lo mío, confeccionando muñecos y animales de tela, y a ratos voy haciendo otras cosas que os mostraré en los próximos días.
Hoy os quiero enseñar la transformación que ha sufrido el dragón de la colección Viti-Tori. 
Cómo podéis ver en las fotos el color original era de un verde manzana muy claro y creí que quizás al ser tan clarito, también, se podría ensuciar antes, así que decidí subirle el tono…
Al principio lo veía demasiado oscuro y empecé a pensar que quizás me estaba equivocado con el color, pero la verdad es que, aunque sí es cierto que los colores son muy intensos, el resultado me gusta y lo más importante, el dragón no ha perdido su esencia… La simpática carita que dice de él que es un buen compañero de juegos.

¿Qué os parece a vosotras?



Los primeros Animales Viti-Tori

 ¡Hola!
¡Qué rápido que pasan los días! ¿No os parece? Cómo aquel que dice, hace un rato estábamos comiendo turrones y celebrando las navidades y de repente ya estamos en primavera. ¿En primavera? Pero, ¡si ya hace un mes que empezó! ¿Lo veis? ¡Tengo razón…! ¡El tiempo vuela! Y…
Como el tiempo es oro, no lo perdamos con conversaciones de ascensor (por lo de hablar del tiempo)
Venga, manos a la obra. 
Hoy quiero enseñaros dos prototipos de los Animales Viti-Tori, concretamente del burro y del perro.
Están confeccionados con tela de algodón blanca. Como eran pruebas para ver el resultado final los cosí en un retal de sábana de algodón que tenía en la pila de telas. 
El resultado fue satisfactorio, así que decidí guardar los dos animalitos.
Pasado casi un año decidí darles color. 
Utilicé pinturas para  las manchas del perro y el cuerpo de burrito, aunque éste último quedó un poco regular ya que me quedé sin pintura marrón y tuve que añadir agua, lo que le da este aspecto manchado. 
Con pintura blanca y rotulador negro pinté sus caritas.
El perrito siempre me ha gustado, tiene una carita muy simpática, es uno de mis favoritos.
Ahora están en la estantería de muñecos, de los que me hacen compañía en mis horas de costura.
Y eso es todo por hoy.  ¡Nos vemos pronto!

 

 

Animalons Viti-Tori. Animales de trapo.

¡Hola!
¡Cómo tengo la cabeza! No sé si es la edad o este viento que nos lleva azotando fuerte desde hace tantos días que parece que acaba para volver con más fuerza . ¡En fin! 
En la entrada anterior os hablé de los muñecos Viti-Tori y os enseñé tooodos los personajes femeninos y masculinos que hago, pero me olvidé de los pobrecillos animales. 
Sí, también confecciono animales, animales de trapo, peluches de tela, como más os guste denominarlos. 

Ya os los enseñé en alguna otra ocasión, pero hoy es la presentación del nuevoAnimaló Viti-Tori: El Mamut. 
Este simpático Mamut es el mejor compañero de los Viti-Tori de las Cavernas.
Tiene unos largos colmillos de fieltro y un flequillo muy, pero que muy peludito.
Igual que los muñecos, los realizo con telas de algodón y/o lino, aunque alguna también lleva un poco de mezcla. También utilizo fieltro, cuerda y cintas para los detalles. Las caras están pintadas a mano.

Son blanditos y achuchables.
Y estos son los Anilamons que ya os habia enseñado en alguna otra ocasión:
Animaló Viti-Tori Perro:

Animaló Viti-Tori Búho:
Animaló Viti-Tori Dragón:
Animaló Viti-Tori Gato:
Animaló Viti-Tori Caballo:
Y por último el Animaló Viti-Tori Burro:

Y esto es todo por hoy.
¿Os gustan?
¡Nos vemos pronto!


Animales de trapo.

¡Hola!

Estos son los “Animalons” (animalitos) de trapo.
Los animales también son muy blanditos y los materiales usados para su fabricación fueron los mismos que para los muñecos de trapo: telas de algodón y/o lino y los detalles en fieltro.
Éste es el burro. En la época medieval ayudaban mucho en las tareas diarias. ¡Tiene las orejas tan grandes!
La crin y la cola las hice con un trozo de cuerda de cáñamo.
El medio de transporte…el caballo.
Un dragón… que, pobrecito, es el malo del cuento, pero éste tiene una carita tan simpática que apetece muchísimo achucharlo.
En aquella época, y todavía hoy en dia, el gato es una de las mascotas preferidas.
Y el perro es otra de ellas.
Y no podia faltar un buho que todo lo mira… auque este lo vea doble… pobrecito ¡Es vizco!

También os quiero enseñar los expositores que hicieron mi marido y su hijo, para la ocasión.
Para el de los muñecos, hicieron servir las maderas de un palé: las cortaron a la medida, las lijaron y, para acabar, las fijaron con unos tornillos,  y… ¡Ya veis el resultado! Geniales ¿No?
Como podéis ver ¡La familia de vez en cuando también colabora!
Y esto es todo por hoy. ¡Nos vemos pronto!