Ambulancia y ropa interior en papel kraft.

¡Hola!
Hoy os quiero enseñar un encargo que me hizo una amiga, es amiga y buena cliente, pues ya me ha encargado muchas cositas en diferentes ocasiones. El encargo fue en abril pero, como llevo tanto atraso, os lo enseño hoy.
En esta ocasión quería  hacer un detalle a una pareja que se casaba.  Me encargó, como en otras ocasiones, unas bolsas para la ropa interior.
Ya sabéis que las confecciono en lino blanco y coso unas aplicaciones de ropa interior para ella y para él. 
Mi amiga me pidió estos dos modelos que ya había confeccionado otras veces por que le gusta mucho el resultado. Yo también creo que son unas bolsitas muy prácticas para cuando vas de viaje.
También me comentó que al chico le gustan mucho las ambulancias y que las colecciona y enseguida pensé que seguro que no tendría un estuche como el que hizo Mavi, mi colega bloguera, y nos enseñaba en esta entrada así que me sirvió de inspiración, vamos, inspiración completa, porque lo hice casi, casi ,igualito.
Es ideal para llevar, por ejemplo, los medicamentos cuando estás viajando.
Lo confeccioné con tela de algodón gris clarito y un forro de cuadros vichy en gris y blanco.
Apliqué una ambulancia con una gran cruz roja  a máquina  y la cremallera y pespuntes en rojo para que destacasen e hicieran  juego con la cruz de la ambulancia.  Las ruedas son dos botones y no podía faltar la carretera pespunteada en negro.
Un estuche súper chulo, ¿No? Vamos a mi por lo menos me lo parece, aunque digan que está mal reconocerlo. En cuanto tenga un rato libre me hago uno para mí.
Y ya para acabar, no podía faltar el envoltorio. Un paquetito sencillo: Papel kraft, cuerda de algodón y una cinta de cuadritos y forma de corazones. Un poco de washi tape, mi tarjeta y como detalle final una pinza de madera con una pajarito. Lo dicho, sencillo.
Lo que más me gustaría es poder ver la cara que ponen cuando reciben el paquete… Pero eso es imposible…jajajaja. Me conformo con saber que les ha gustado y eso ya me consta.
Y de momento esto es todo por hoy.

¡Nos vemos pronto!

 


Estuches especiales….¡¡¡Son para mis sobrinos!!!

¡Hola!

¿Cómo va el verano? Por aquí hemos pasado unos días de muuucho calor, pero entre los días calurosos se va colando, de vez en cuando, un día con el viento de Tramuntana,  que refresca el ambiente y hace bajar la temperatura un poco y nos da un respiro y hace que podamos dormir tapaditos… con sábana…pero ¡Qué bien! 
Hablando de otra cosa, lamento tardar tanto entre una entrada y otra, lo siento de verdad, y me entristece, casi más por mí, que por l@s que me seguís, pero es que tengo muchas cosas en marcha y… no las atrapo.
A veces me he planteado dejar el blog, pero ¡No quiero!  Fue mi principio, mi origen y me gusta escribir lo poquito que escribo y publicar las fotos de lo que hago y…. ver que hay muchas personas que se pasan por mi sitio. Así que, aunque durante una temporada el blog vaya a un ritmo más lento que de costumbre, aquí me tendréis.
Después de esta introducción, vamos a lo serio… jajajaja
Hoy quiero enseñaros unos estuches-neceseres que hice.

Los he confeccionado con la tela de unos viejos tejanos. Ya he usado la tela reciclada de los vaqueros varias veces y me encanta porque da a la pieza un acabado usado muy interesante.

Para mi sobrina Guiomar, que le gustan muchos los animales, le hice este neceser que lleva aplicado un perrito, pero….  Fijaros cómo:
Por la cara delantera está la carita de perro, hecha con trozos de franela de patchwork y los ojos y hocico son de plástico, de los que llevan la anilla de seguridad para que no se suelten.

Por la cara trasera…  la espalda del perrito y le asoma el  rabo.

Y en la la base: las dos patitas delanteras y un hueso riquísimo….

Y cómo siempre, los detalles… un forro bonito y la cremallera va cosida al estuche con un punto decorativo, uno de los muchos que llevan las fantásticas máquinas de coser que hay hoy en día en el mercado.

Para mi sobrino Mateu, confeccioné el mismo modelo pero el personaje que puse es Yoda (el de la Guerra de las Galaxias)

Parte delantera: la cara del Maestro Jedi, Yoda

Parte trasera: la espada láser

Parte inferior: los pies del Maestro, que tengo que decir que parecen más los he una rana que los de Yoda, pero vaya, hice lo que pude.

Los detalles: forro a cuadritos verdes para que quede conjuntado con el exterior. La cremallera, también en verde está cosida al estuche con un punto decorativo.

Para mi otra sobrina, Jael, que ya es toda una señorita, le hice un estuche para poder llevar, cómodamente en la mochila del instituto o en el bolso, los tampones y compresas.

Los había visto en internet y además una de mis alumnas hizo uno que quedó muy chulo, así que pensé que podría ser práctico, pero ya sabemos cómo son las adolescentes… es un misterio por resolver saber si le gustó y si lo utiliza.

Cómo le gustan los gatos, el interior está forrado con una tela japonesa con estampado de gatos negros, el exterior, de tejano reciclado, le bordé un corazón “deshilado” que acaba con la palabra Miau… Para cerrar el estuche hay un bonito botón azul con topitos.

El estuche se cierra en tres partes, una vez abierto, en el interior,  los dos extremos son bolsillos para poder poner compresas y/o toallitas limpiadoras, y en el centro hay una “cartuchera” para poner los tampones.

Lo dicho…. Todo un misterio si le gustó…  Pero… ¡Es practico! Jajajaja

Bueno y por hoy esto es todo.
Espero poder seguir el ritmo de una entrada semanal, durante el resto del verano, pero haré lo que pueda… esperarme ¿eh?  ¡Que no me voy!

¡Hasta pronto!


Monederos y neceser…¡Por fin acabados!

¡Hola!

Llevo unos días acabando cosillas que había empezado hace un montón de tiempo. ¿Os acordáis de estos monederos y  este neceser? Os los enseñaba AQUÍ

Pues, ¡Este es el resultado final!

Estan tejidos a ganchillo.Para confeccionarlos he usado punto bajo, punto de concha y punto de abanico.

El estuche amarillo lo acabé hace ya unos meses.  Ya veis, las florecitas que añadí le dan mucha vida y ha quedado muy alegre. El forro es un retal de seda natural. El hilo con el que lo he tejido es de algodón.

Los monederos también los he tejidos con hilo de algodón…. De hecho los tejí para acabar con el resto de los hilos que tenia, y ¡Ya lo he conseguido! ¡Ya no me quedan restos de ninguno!

Para los monederos he usado dos boquillas diferentes, al turquesa le he puesto una dorada que se pone cosiéndola directamente al tejido.

El marrón y turquesa la lleva plateada y es de las que se encola el tejido a la boquilla.

Como podéis ver en las fotos, para los forros siempre procuro poner telas que resalten.

Bueno, han costado unos meses,¡¡¡ pero por fin los he acabado!!!

¡Nos vemos pronto!


Identificadores para maletas

 ¡Hola!

Hay muchas maletas muy parecidas y muchas iguales a las nuestras, y ¿Qué mejor que un original identificador para reconocer nuestras maletas en cuanto aparecen por la cinta del aeropuerto? ¿No?
Hace ya varios meses, os enseñé los identificadores que había confeccionado  y al mismo tiempo os dejaba un tutorial de cómo los hice,  por si alguien se animaba a hacerlos.

Hoy os quiero enseñar éste que me encargaron para primeros de septiembre pasado.

Era para regalar a un chico que marchaba de Erasmus. Espero que el identificador le sirva en sus viajes.
Podéis observar que escogí  una tela de cuadros, que normalmente hace más de chico, jajaja, ¿No? Al menos eso me parece a mí.

Es reversible, con lo que cuando se canse del lado de cuadros grandes le puede dar la vuelta y lo lleva de cuadros más pequeños.

La etiqueta está hecha con las mismas telas y lleva una tarjeta con una simpática frase: Eps!!! Aquesta no és la teva maleta ( Eps!!! Esta ni es tu maleta) y por la otra cara de la tarjeta se puede apuntar el teléfono y los dados del propietario de la maleta para que  en caso de extravío, se pongan en contacto con su propietario.
Para Navidades hice estas otras tres.

Hay uno que es para chico, ¿Adivináis cual? Y las otras para dos chicas.

Usé colores más cálidos para ellas y un azul con estampado japonés para él.

Estás también son reversibles y podéis observar los colores de las dos caras.

La verdad es que cuando veo a alguien que lleva uno de mis identificadores me hace mucha ilusión.
Y esto es todo por hoy,

Nos vemos pronto!


Bolsas para la lencería.

¡Hola!
Hoy va de recuerdos repetidos… ¿Mande…?  Pues eso… de cosas que he confeccionado y que vuelvo a confeccionar por encargos que me han hecho.
Trabajos con los que disfruto, porque aunque no sean del mundo “muñequil” en el que estoy inmersa, me relajan y con los que me recreo durante su confección y que, además,  me alegran la vista cuando los veo acabados.
Uno de estos trabajos son las bolsas para poner la ropa interior, ¿Recordáis? Os enseñaba, hace ya un tiempo, una que hice para la novia de mi hijo, y de paso os dejé el tutorial que hice mientras confeccionaba dos modelos nuevos.
Pues bien, desde entonces hasta hoy, he hecho unas cuantas bolsas más. Bueno… tampoco os penséis que he hecho para un regimiento, no, concretamente he confeccionado, en total, diez,  qué bueno, pues no está tan mal, ¿No?
Sólo he fotografiado las cuatro que me encargó mi amiga Núria, que además es una buena clienta. Las otras dos eran iguales a las primeras que hice y la verdad, no creí que fuera necesario sacar más fotos.
Disfruto confeccionando  estas bolsas porque es un trabajo distraído. Recortas las piezas y las coses uniéndolas como si de un puzzle se tratara. Combinas colores, puntillas, lazos… Y, como os he dicho antes, el resultado es tan vistoso que me alegra la vista y me hace sentir bien. 
A Núria le gustó el modelo para chico de los boxes en cuadros negros y blancos. De este modelo me encargó dos iguales para dos chicos, aunque tienen diferencias…. ¿Las habéis notado?
Para las chicas, también dos, escogió el modelo de florecitas con las braguitas corte bikini. Una de la bolsa la quería igual que la primera que había hecho, pero la otra, que era para una adolescente, me pidió que no llevara tanta puntilla, y si podía que ser en colores negro o gris, así que mi opción fue la que podéis ver en las fotos.

 

Quedaron bastante bien, ¿No?
Me encantan los detalles… Las cintas para cerrar las bolsas y…

Los botones que cuelgan en los extremos de la cola de ratón…

Ah!!!! Están confeccionadas en lino y las aplicaciones en telas de algodón.
Me gusta guardar la lencería y ropa interior en lino, es transpirable y suave. Un tejido idóneo para poner nuestra ropa más delicada.
¡Nos vemos pronto!