Restaurando un reclinatorio

¡Hola!

El septiembre pasado una amiga me pidió un pequeño favor. 
Ella tenía un antiguo reclinatorio, de esos de antes, que se tenía en propiedad en la Iglesia para cuando iban a misa. De esos que, además, se convertían en silla…

Pues bien, decidió arreglarlo. Lo decapo, lijó y volvió a barnizar, y le quedaba hacer el culo de la silla, que quería hacerlo con cuerda, pero… En la parte trasera llevaba pintadas las iniciales de la persona de la que era propiedad y se tenía que volver a pintar.
Mi amiga, antes de empezar con la restauración, calcó las letras tal como eran para después volver a estamparlas.

Pues bien, el favor que me pidió era si yo se las podía pintar, ya que ella, según me dijo no tenía suficiente pulso y le daba miedo que lo le quedara bien, ¡¡¡como si a mí me fuera a quedar perfecto!!! Jajaja

Bueno, hice lo que pude.

Primero practiqué un poco en un papel. Marqué las letras en la silla y… con tinta dorada las estampé.

Y ya veis el resultado, un Trabajo que hice en muy poquito tiempo.

Supongo que ella ya lo debe tener acabado… Me he quedado con las ganas de verlo terminado. Seguro que luce súper bonito.

 

¡Hasta pronto!


Un caracol para los peques del cole.

¡Hola!
Este año los Reyes Magos  han traído un regalo muy especial a los peques del Col·legi Joana d’Empúries de mi pueblo.
Se trata de la mascota de este curso: Un caracol.
Las maestras lo dibujaron y colgaron de los cristales del aula, y al cabo de un tiempo decidieron que sería buena idea que los niños lo tuvieran convertido en muñeco para poderlo cuidar y que cada semana se lo llevara a casa uno de ellos para cuidarlo.
Pues bien, me pidieron si podía hacerlo y ya sabes que nunca digo que no… Bueno, en realidad me pidieron si los Reyes Magos podían dejarlo en el Col·legi, para cuando empezara el curso en Enero, los niños lo encontraran allí, esperándoles, y… puse manos a la obra, haciendole el trabajo a los a los Reyes Magos para que pudieran cumplir su pedido. 
Primero hay que hacer el patrón, pasarlo a las telas. Recortar cada una de las piezas y empezar a unirlas como si de un puzle se tratara.
¡¡¡ Y aquí teneís el resultado!!!  Antes y después de rellenarlo.
Por delante y por detrás…
Algunos de los detalles de cerca. Deciros que los detalles son aplicaciones y están cosidas a máquina. 
Me gusta escribir en el blog, porque parece que tengo una conversación con vosotras (en la que sólo hablo yo y vosotros escucháis, jejeje) y os puedo explicar más cosillas, más detalles, más de todo…

Me encanta poder compartir todo lo que hago y escribir un blog es muy gratificante.
  

  
Como siempre las que me seguís en Instagram y Facebook ya los habéis vito, pero por aquí añado más fotos y os enseño detalles, además de explicaros más cositas.

Recordad que hago otros tipos de muñecos de trapo  Los Viti-Tori, Las Pocs Draps y Las Muñecas con Corazón, además de Titelles y Otras muñecas… y muchas cosas más.
Podéis ver mis catálogos, que encontrareis en la página de inico.
¡Nos vemos pronto!