Muñeca con Corazón vestida de comunión… ¿Acabo de hacer un pareado?

¡Hola!
Hacía ya unos meses que no confeccionaba una Muñeca con Corazón y tenía ganas.
Por suerte, enseguida vi una oportunidad. Laia, la hija de mi prima iba a hacer la comunión en julio, y… se me encendió la bombilla: ¿Por qué no hacer una muñeca vestida igual que la niña?
Me puse en contacto con mi prima para que me enviara fotos del vestido y de los zapatos para intentar hacerlos igual.
Primero hice la muñeca: cortar las piezas que la componen,  la cabeza, los brazos, las piernas y el cuerpo. Después coserlos y rellenarlos con floca… 
A continuación comienza lo divertido, para mí, porque me encanta, pintar la cara y otros detalles. Y me gusa por que es aquí donde la muñeca empieza a tener alma. Pasa a tener su propia personalidad, para mí cobra vida. Me mira y sonríe y me hace sonreír a mí.
Cuando hago estas muñecas y llego a este punto, siempre me hacen pensar en ET, el extraterrestre, jajajaja. Con su cabeza calva y sus ojos grandes.
Por suerte rápidamente me pongo a coser el pelo. Utilizo lana y lo hago mechón a mechón, comenzando por la nuca y poco a poco cubriendo toda la cabecita. 
De antemano he de saber qué peinado va a llevar para ir cosiendo la lana donde toca y en la dirección correcta. 
Venga, ya está, muñeca acabada.
Llega el momento de empezar a confeccionar la ropa.
Primero los calzones. Los realicé con tela de algodón con piquitos en tono azul cielo.
Luego el vestido. Guiada por la foto conseguí que se pareciera bastante. Usé tela de piqué en color blanco, aunque el vestido original es de hilo en un tono muy muy clarito de lavanda.
Para el pelo, un adorno de pequeñas florecitas de tela, que cosí directamente a la cabeza.
Como zapatos lleva unas alpargatas.
Las de la niña las elaboraron expresamente para la ocasión con la misma tela que usaron para el lazo del vestido. Se trata de un shantung o seda salvaje en un tono lavanda precioso. Por suerte mi prima pudo conseguir un retal y con éste pude hacer a la muñeca el lazo del vestido y los zapatos  igual  que el original.
Para confeccionar las alpargatas, primero hice la suela a ganchillo usando cuerda. 
Realizada la base, cosí, sobre ésta la tela dándole la forma del pie de la muñeca y una cinta rustica en la parte trasera, para el talón.
 Para ocultar la tela  cosida en la base, recorté un trozo de fieltro a tono y lo pegué a la suela por el interior. Coloqué la cinta para atar las alpargatas que realicé con la misma tela y ¡Listo!    
Solo faltaba vestir la muñeca… y ponerle nombre.
Ya os he comentado que a este tipo de muñecas siempre les pongo nombre y que además intento no repetirlo. ¿Qué mejor nombre que el mismo que su dueña?
Pues aquí tenéis a Laia… con su etiqueta en la que indica que se llama así.

Y aquí a Laia con Laia, el día en que se la regalé.
Y las dos “muñecas” el día de la comunión… 

¿Qué os parecen?

Preciosas las dos, ¿No?

¡Nos vemos pronto!


¡¡¡Aún estoy en la copistería!!!!

¡Hola!
Siguiendo con el post anterior, hoy os voy a enseñar otras de las cosas que hice imprimir… Parece que quise aprovechar el viaje a la copistería, ¿No? Jajajaja
Estuve diseñando unas etiquetas para los muñecos de trapo que confecciono. Hasta ahora, sólo se la hacía a las Muñecas con Corazón, básicamente, porque cada una tiene su propio nombre y de esta manera queda indicado.
Desde que las hice, no hay muñeco que salga de casa sin su etiqueta. Además, creo, que han quedado muy chulas. El dibujo del logo lo hice con el programa Corel Draw, que parece que ya empiezo a dominar un poquillo, de algo me sirvió el curso que hice.
También realicé las etiquetas en tela. Estas no las llevé a la imprenta. Imprimí mi marca en papel Transfer y después lo recorté y planché en la cinta de tela, dejando un espacio a ambos lados para poder doblar o coser al muñeco.
Cuando envuelvo un artículo, pongo una tarjetita escrita a mano, agradeciendo la compra y deseando que les guste el producto. Hace un tiempo, diseñé los dos modelos que uso y cuando me hacía falta las iba imprimiendo en casa, pero, lo hacía de folio en folio, y en uno, sólo salen cuatro tarjetas, por lo que cada poco tiempo tenía que volver a imprimir.
Precisamente  por esto, decidí  hacer unas cuantas en la copistería… Ahora ya está, tengo para unos cuantos envíos y además han ganado en calidad, la cartulina que usaba no tiene nada que ver con la que usan en la imprenta.
Os enseño los dos modelos: este tan rosita es el primero que diseñé, pero como lo encuentro un poco ñoño, decidí modernizarme un poquillo e inspirándome en algunas ideas que encontré en la red, diseñé estas otras, que, además, están en varios idiomas, así dependiendo del lugar donde va el paquete, pongo una u otra.
Y para acabar, lo más… de lo más. Las tarjetas de visita.
Las hice a través de una empresa online que se llama MOO. No sé si habéis oído hablar de ella, pero os puedo asegurar que es fantástica. Los precios son más que correctos y la calidad es súper.
Hay diferente tipos de tarjetas, en cuanto a medidas y calidad. Puedes escoger los diseños que tienen ellos, que hay un montón, o puedes diseñar tus propias tarjetas. Además puedes hacer que todas sean diferentes.
Yo me decidí por la mini. La medida es más o menos la mitad de una tarjeta convencional. Decidí hacerlas diferentes, así que escogí fotos de mis productos y con un poco de paciencia conseguí hacer unas tarjetas súper chulas.
En una caja van 100 tarjetas. Yo encargué dos cajas. Una lleva fotos de los muñecos Viti-Tori y las marionetas y la otra, los otros tipos de muñecas.
Han quedado muy bonitas, son gruesas, satinadas, los colores coinciden con los de las fotos y… ¡Da una penita tenerlas que dar! Jajajaja.
Ya de paso, encargué, también,  una cajita para llevar unas cuantas tarjetas en el bolso sin que se estropeen. Es de plástico y el sistema de apertura es muy interesante: puedes abrir la caja y hacer salir una tarjeta con una sola mano.
No hace falta que os diga nada de la presentación… El packaging.  Lo podéis ver en las fotos.
Unas cajitas súper monas, de diferente color, para poderlas distinguir. Cerradas con una faja de color y con un mensaje divertido. Además son muy puntuales a la hora de la entrega y también van informando de cómo está tu pedido.
Y por ultimo un detalle.
En la cajita de las tarjetas viene un vale del 15% de descuento para que podamos ofrecer a nuestros amigos y conocidos. Si queréis haceros tarjetas, o cualquier otra cosa de las que hacen, que son muchas, ya sabéis, podéis poner el código que os adjunto y se os hará el descuento. 
Yo encontré un blog que publicó un código de oferta, lo usé y me hicieron el descuento.Así que: Sí, os puedo asegurar que funciona. Vosotras mismas, si os hace falta, aquí lo tenéis.
Por hoy es todo, que vaya, vaya, sin darme cuenta, he escrito un post bastante larguito.

¡Nos vemos pronto!  

De paso por la copisteria.

¡Hola!
Hoy os quiero enseñar varias cosillas, todas diferentes, pero que están relacionadas. Tienen como denominador común que han pasado por la imprenta, eso sí, después de pasar por mis manos  (y mi ordenador… bendito invento).  Pero vamos por pasos.
Una de las cosas que me he ido planteando muchas veces es si se podría imprimir fácilmente el blog. Es decir, convertir el blog en libro, de esta manera mi trabajo en L’@ LaRoba sería palpable, podrá disfrutar de él de otra manera y además, en caso de algún problema informático no habría problema de perderlo.
Pues bien, si que se puede, de hecho hay varios programas que corren por la red y que verdaderamente están muy bien, pero… siempre hay un pero, para mi gusto todavía les falta poder retocar alguna cosa. Por ejemplo, el tamaño de las fotos o el poder hacer un salto de página para poder cuadrarlas. 
Así que decidí hacerlo de la forma tradicional y ni corta ni perezosa me pasé unas cuantas horas copiando y pegando todo lo publicado durante los años 2011-2012 a un Word. Una vez allá, retoqué, todo, todito lo que quise hasta que quedó a mi gusto y lo pasé a PDF para que no se moviera nada y poder imprimirlo sin problema. 
Antes, diseñé una portada y contraportada, escribí una dedicatoria….y, ahora sí, estaba listo para llevar a la copistería.  
Este es el primero, ahora me falta hacer lo mismo con los otros años… ¡Se me acumula el trabajo!
Otra de las cosas que decidí hacer imprimir fueron los Catálogos de los Muñecos y las Marionetas de este año. Ya que los tenia creados en PDF y subidos a Issuu (los podéis ver a través del apartado CATALOGOS DE MUÑECOS en mi blog, en la barra superior)  qué mejor tenerlos, también, sobre papel para no depender de la cobertura y poder enseñarlos desde cualquier lugar aunque no tengas internet, ¿no?
Pues bien, aquí los tenéis. Impresos con tapas gruesas y un lomo de espiral para poder pasar las páginas sin problema. Ahora hasta parecen de un profesional, jajajaja.
Bueno por hoy ya está todo, hay más cosas que os enseñaré en la próxima entrada, porque aproveché el viaje a la copistería y ¡Me volví loquita encargando cosas!!!! Jajajaja
De momento, ¿Qué os parece? A que merece la pena gastarse un dinerillo si el resultado es así de espectacular.

¡Nos vemos pronto!


¡Aquí estamos de nuevo!

¡Hola!

De nuevo por aquí después de dos meses y dos días… ¡Madre mía cómo pasa el tiempo!
Por si os preguntáis que me ha pasado, la respuesta es: Nada. No me ha pasado nada. Bueno, nada malo, he estado cosiendo y cosiendo un montón de cosas: Muñecos que me encargó una tienda, más muñecos y otras cosillas nuevas para tener reserva suficiente y poderlos llevar a la Fira d’Artesanía que se hizo durante las fiestas del pueblo, más muñecos y otras cosas (que ya os iré enseñando) para el Mercado Medieval, también del pueblo y  en el que participo, confeccionando los encargos que he tenido este verano (bien!!!!!)  Y… preparando proyectos nuevos. Por lo que muy a pesar mío he abandonado el blog un poquito ya que las horas son las que son y no hay tiempo para todo.

Pero ya pasó y ahora espero poder empezar con la rutina, aunque ya empiezan a llegar algunos encargos para Navidad y,  además,  hay un cambio importante.

Os lo puedo explicar porque ya es oficial. A partir del próximo mes me convierto en profesora de costura en la Llar del Jubilat del pueblo donde resido.
Así, que ya os podéis imaginar, he de preparar proyectos e ideas para que mis alumnas puedan poner en práctica, ya empiezo a tener encargos para navidad…. En fin que muy tranquilita que digamos no voy a estar, pero eso sí, disfrutando de lo lindo con todo ello.

Mientras preparo las entradas y fotos para poder subir al blog, os dejo un adelanto fotográfico en forma de collage, para que podáis ver lo que he estado haciendo.

¡Nos vemos pronto!