Flores a ganchillo

¡Hola!
¿Qué tal? ¿Cómo va el calor que está haciendo estos días? Bastante insoportable, ¿no?
Mientras pasamos como podemos esta ola de calor, yo voy probando cosillas nuevas.
Esta vez, y aprovechando las lanas e hilos de perlé que tengo por casa desde hace un montón de tiempo, he pasado varias noches tejiendo flores a ganchillo.
He probado de hacer modelos que todavía no hubiese tejido, para practicar y relajarme, ya que hacer ganchillo me sirve muchísimo para ello, y para poderlas hacer busqué los patrones en unas revistas (Labores del Hogar y Muestras y Motivos) que tengo desde hace la friolera de 30 años, y también miré por internet. 
Aunque también me han servido de ayuda los patrones que compartió Beatriz de  Ganchibearte.
La  idea de practicar a hacer estas flores es porque me gustaría hacerme un collar como estos tan bonitos que  nos enseña Myriam de Libélulas en mi desván en esta entrada . Otra cosa es que lo haga, jajajaja, porque el tiempo se me tira encima y ¡no llego a todo!
En total hice hice… ¡unas cuantas!
Estas con hilo rojo combinado con verde o con marrón…
Éstas otras, con lana también en rojo ( a ver si la acabo y hago las pruebas con otro color…jajajaja). De ese modelo ya hice alguna otra, muy parecida que os enseñé aquí. Llevan doble vuelta de petálos y quedan con volumen.
Aquí hay varios modelos, una especie de trebol, una rosita pequeñita, una flor de manzanilla y un par de aster, que es un tipo de margaritas.
Decidí cambiar de color y usé hilo de perlé en tono azul cielo muy clarito, combinado con amarillo y algo de beige.
Las más bonitas, para mi son las que he tejido en hilo de perlé, en tono azul, combinado con blanco y amarillo. 
Las he puesto decorando el cartel de L’@ LaRoba que hice para la parada de la navidad pasada y quedan muy… ¿coordinadas?

¡Nos vemos pronto!


Princesas Medievales Viti-Tori,

¡Hola!
Os quiero enseñar las princesas medievales Viti-Tori que acabo de hacer.
Básicamente son iguales que las originales, pero hay ciertos cambios. Algunos son muy sutiles y otros un poco más marcados.
Esta es la Princesa Azul. La gran diferencia es que lleva trenzas. En su origen llevaba el pelo cortito, pero me decidí a ponerle un par de trenzas después de que, una niña muy simpática, mientras miraba las muñecas, me preguntó: ¿Por qué has hecho una monja? Y fue en ese preciso momento que decidí hacer el cambio.
Aquí tenéis la Princesa Rosa.  En este modelo, el cambio fue en las sobrefaldas, he añadido algún color nuevo, los originales eran en tonos rosas, ahora he añadido fucsia, azul marino y azul cielo.
Y para acabar… La Princesa Turquesa. A esta princesa se le han subido los colores…. Mejor dicho el color, ya que ha pasado de un turquesa claro a uno oscuro, casi azul petróleo. 
Al ser rubia le queda bien este tono. ¿No creéis?
A todas las princesas les doy un toque personal poniendo las piedras que decoran las coronas o los vestidos de diferente color, de esta manera tan simple convierto las muñecas en originales y únicas.
Las fotos hablan por sí mismas, ¿No os parece?

¡Hasta pronto!

Otro chal empezado…

¡Hola!
Mi hija Mariona me pidió si podía hacerle un chal, que vio en internet y que le gustó mucho, como regalo de cumpleaños. 
Evidentemente no me pude negar, además,  yo encantada de hacerlo.
Así que, ni corta ni perezosa, hace unos pocos días empecé a tejerlo.
Hasta aquí todo parece normal, pero resulta que su cumpleaños fue el pasado día 12 de…. ¡¡¡Enero!!!
Es que el tempo pasa demasiado deprisa. Pero ahora me he puesto las pilas y estoy tejiendo a destajo.
Se trata de un chal compuesto por varios grannys grandes llenos de color.Lo más laborioso ha sido sacar el patrón del granny y hacer la muestra para ver cómo quedaba.
Para la muestra usé un resto de lana que tenia por casa.  Después de varias pruebas, añadiendo o quitando puntos el resultado me gustó. Una vez acabado, el cuadro hace unos 30 x 30 cm. 
El modelo lo encontró Mariona en el blog de Bo-M, es de una chica portuguesa que hace verdaderas preciosidades.
 A mi hija le gustó éste modelo, pero no quería que fuese un poncho, como el modelo original, si no que fuese  chal, así que además de los grannys he de tejer  varios medios grannys.
En unos días os enseñaré el resultado, de momento me gusta mucho como está quedando.
Los colores son muy vivos y la combinación queda perfecta. 
¿Qué os parece?

 

¡Nos vemos pronto!