De postre un bizcocho de chocolate y una jarrita de flores.

¡Hola! 
¿Sabéis? No me gusta la cocina, nada. Repito: No me gusta nada. He dicho.
El tener que hacer la comida cada día… lo odio. 
Tener que pensar que hacer para comer, para cenar… Me supera. 
Lo hago. Sí. ¿Qué remedio, no? E incluso, de vez en cuando, me da un arrebato y me entran ganas de hacer de cocinillas, porque, el que no me guste cocinar no quiere decir que no lo haga bien y hasta me salga la comida buena. 
Pues bien, ayer tarde me dio un arrebato de esos que me dan de vez en cuando y me puse a hacer un pastel. 
Sencillo. Un bizcocho. Relleno con mermelada de frambuesa y cubierto de chocolate. Nada del otro mundo y nada refinado ni tan bonito cómo todos esos que ahora están tan de moda hacer. El mío fue como los de antes, con una receta de hace veinte años apuntada en una libreta y siguiendo esos los pasos uno a uno.
Mi marido, cuando me vio en la cocina preparándolo, me preguntó: ¿Estás bien?… Y cuando lo probó dijo: En dos palabras: “Buen…nisimo” jajajaja. 
La verdad quedó muy bueno. 
De vez en cuando, hacer algo que no gusta, sin que sea una obligación, se convierte en un trabajo satisfactorio. ¿No os parece?
Otra cosa, ¿Os acordáis que os comenté que, ayer, durante el paseo matutino recogí unas las florecillas?
¿Sí? Pues este es el resultado: Un sencillo y pequeño ramito en una jarrita de leche. 
 ¡Nos vemos pronto!


Un peluche muy hip hipo hipopó.. Hipopótamo

¡Hola!
Os quiero enseñar un hipopótamo de tela con cara de  bonachón que hice para un encargo. Es el segundo que hago. 

Se trata de un peluche muy muy suavecito y blandito. Está confeccionado con tejido de terciopelo de punto. 

Es tan blandito que lo mismo sirve para jugar con él que para ponerlo en la cama a modo de cojín. 
El primero que hice, fue para regalárselo a mi vecinita (lo podéis ver aquí). 

Era enoooorme, media unos 50 cm de largo. En cambio éste segundo lo he confeccionado en una medida más manejable, que un niño pequeño puede trastear cómodamente y achucharlo a la hora de dormir. Hace unos 40 cm. 

Es casi idéntico al primero, sólo he cambiado la tela de las patitas. 

Continúa teniendo su carita de desangelado, sus ojitos piden caricias y mucho cariño. ¿No os parece?

¡Hasta pronto!


Bolsa plegable, para ir a comprar.

¡Hola!
Ayer hizo un día precioso y el paseo matutino con mis perros fue fenomenal.
Nos fuimos por la ribera del río y empecé a ver florecitas y brotes de árboles y empecé a pensar que tenía que haber traído la cámara de fotos… Tendré que llevármela ya en mis paseos porque empiezan a haber cosillas que me llaman la atención para fotografiar… ¿Comienza a apuntar la primavera?
Pues no lo sé, porque esta mañana ha amanecido todo blanco por la helada de la noche, pero el día apunta a ser como el de ayer, así que ya tengo la cámara apunto. Después veré el resultado.

De momento lo que sí que traje fueron unas florecillas para hacer un pequeñísimo bouquet, como los que os enseñaba el año pasado. ¡Es que las flores me encantan!
Otra cosa que ya os enseñé AQUI fueron las bolsas plegables que confeccioné como regalo de reyes a mis cuñadas. Pues bien, hoy os enseño otra que he cosido para una amiga. 

Quedan muy bien, ocupan poco espacio y son prácticas. La podemos llevar en el bolso a punto para ser usada en caso de necesidad.

Cómo no me gusta que los regalos que hago sean exactamente iguales, esta vez he añadido un mensaje estampado con sellos y tinta para ropa: “Estic comprant” o lo que es lo mismo: “Estoy comprando”.
 La verdad es que me gusta cómo ha quedado. Me parece que me voy a animar y estamparé mensajitos a las cosas que haga. 

Por cierto, todavía no me he hecho una para mí. A ver si encuentro un momentito y me pongo a ello y os preparo un tutorial completito. 

¡Nos vemos pronto!




¡Ya tengo dominio propio!

¡Hola!
¡Ya está! ¡Por fin! No sé si os habréis dado cuenta, pero  ¡Por fin tengo dominio propio!
 
 Bueno, es casi imposible que os hayáis dado cuenta del cambio, porque apenas hace unas horas que soy .com
No sé muy bien, o mejor dicho, no sé casi nada, como afectará a los enlaces y las listas de blogs… etc. De momento quiero deciros que:
·         Las url con mi antigua dirección siguen funcionando, porque se redireccionan solas. Así que si me tenéis enlazada ¡No preocuparos!
·         Si me tenéis en vuestra lista de blogs, creo que sí lo tenéis que actualizar.  ¡Mil disculpas!
·         Las que me seguís con Bloglovin , creo que funciona sin problemas.
·         Al resto de redes sociales, creo que no les afecta.
Os voy a contar porqué me he creado un dominio propio.
Cuando comencé con el blog, ni se me pasó por la cabeza tener dominio, pero a medida que pasaba el tempo y empecé a querer ponerme un poco más en serio con el trabajo que hago y reflejo en el blog, lo vi necesario. Lo he ido alargando y alargando por la pereza y, seamos realistas, un poco por el miedo a lo desconocido.
Pero, ¿Os cuento un secreto? Me arrepiento de no haberlo hecho antes. Ha resultado sencillo y ahora L’@ LaRoba parece más profesional.
Tener un dominio propio tiene bastantes ventajas:
• Mejora tu imagen.
• Te aporta profesionalidad. Si tu blog forma parte de vuestro negocio o lo tenéis monetizado (o con miras a tenerlo) tener un dominio propio es fundamental.
• Tu sitio será más sencillo de recordar y te dará una mayor credibilidad.
• Te da, por decirlo de alguna manera, tú propio sello internet y eso aporta distinción.
• El posicionamiento mejora notablemente, pero por supuesto, hay que tener en cuenta que todo lo relacionado con el SEO no es un proceso inmediato.
• Y una percepción mía, ¿habéis visto los blogs americanos o ingleses? Yo diría que no encontraríamos ninguno que lleve  .blogspot.com.es, y ellos nos llevan mucha delantera en esto del blogging.
Además de este cambio, he realizado otros relativos al aspecto del blog.
De momento lo doy por acabado, aunque queda alguna cosilla que mejorar, pero ya lo iré haciendo poco a poco.
Así que ya lo sabéis. Durante unos días estaré expectante por si surge algún problema y os quiero pedir que si os dais cuenta de algún fallo me lo hagáis saber para poner solución lo más rápido posible.
Muchas gracias.

¡Nos vemos pronto!


Buff, cuellos con forro polar. Nuevos modelos.

¡Hola!
A raíz de los buff que hice para mi familia y que publiqué aquí, me hicieron unos encargos que os voy a enseñar. 
Estos dos cuellos, o buff de color granate son para una madre y su hija pequeña. Los quiso los dos iguales. 
Ya me las imagino a las dos tan contentas llevando el buff igualito
Estos días de tanto frío les habrá ido muy bien.
La tela exterior es de algodón, color granate con estrellitas. El interior es de coralina, muy suave y calentita. 
Es un cuello muy amplio y ancho que, además, puede utilizarse de capucha.
Este otro cuello es de franela de cuadros y polar en color camello. Este lo hice para mi tía. Nunca le había hecho nada, así que me hizo mucha ilusión. 
Todos llevan una goma con un “aprietacordón” (¿se llama así?) para poder ajustar el cuello a la media que convenga. Los ojetes van remachados sobre un trozo de fieltro de color a juego con la tela,  para dar más consistencia a ese trozo, además de decorar. 
Esta es otra de las cosas que tengo pendientes de hacerme… Si lo consigo, ya os lo enseñaré.
¿Qué os parecen?
Por cierto, me he vuelto a hacer fotos con uno de los cuellos para que podáis haceros una idea de cómo quedan puestos. 
La verdad es que no sé hacerme autorretratos, aunque estas fotos han quedado un poquito mejor que las de la ocasión pasada, jajajaja. 
Con lo que me gusta la fotografía y no sé hacer retratos. Buenos retratos. Es algo que tengo pendiente. 
Bueno una de las muchas cosas que tengo pendiente de hacer
Madre mía, si es que yo tendría de haber nacido rica para poder hacer todo lo que me gusta, jajajaja. 
¿Y quién no? Verdad. Pero ya lo dicen: 

No es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita.  

¡Nos vemos pronto!