¡¡¡Se acabaron las fiestas!!!

 
¡Hola!
¡Por fin se han acabado las fiestas!
Mira que me gustan, pero al final siempre me pasa lo mismo, me agobio ¡y mucho! ¿Por qué? Pues porque quiero tener la casa impecable, recogida, limpia, decorada para la ocasión, que no falte ni un sólo detalle… Y, ¿qué es lo que pasa? Pues que no está tan impecable, ni tan limpia… Eso sí, decorada para la ocasión, sí que lo está, y para muestra… Aquí os dejo unas fotos.
Ya sé que no pasa nada, que la gente que viene por casa son la familia y los amigos, y que no se van a poner a criticar ni a hablar mal de mi si no está como los chorros del oro. Ya sé que mi casa no va a salir en ninguna revista, pero… ¡Soy así!
De todos formas, estos agobios me pasan siempre, pero en estas fechas se multiplican por mil…¡Qué digo! ¡Por diez mil!… Y se suma el querer confeccionar cosas para poder regalar a la familia, y los pedidos, y que viene la familia a casa, y que nos juntamos un regimiento a dormir, y que si sábanas, que si edredones, mantas por aquí, toallas por allá, manteles y muuuchas servilletas… Unos que llegan, otros se van… Los perros dando vueltas sin saber qué pasa… Risas, abrazos, besos… Bienvenidas y despedidas…
Y, ¿Qué pasa? Pues que no llego a todo, y que hay quien se ha quedado sin regalo el día de Reyes, aunque, les llegue unos días más tarde….
¡No tengo vergüenza! Y encima os lo explico.
Pero todo vuelve a encauzarse. Todo vuelve a la normalidad.
El día a día me arrulla para seguir con mi vida, la de siempre: la de subir la persiana por la mañana y encontrar un nuevo día en el que descubrir y aprender algo nuevo. Un nuevo día de no parar de hacer cosas para llegar a la noche cansada y, ¿por qué no? Feliz y agradecida por poder haber hecho algo que me gusta y me llena.
¡Nos vemos pronto!

2 comentarios en “¡¡¡Se acabaron las fiestas!!!

  1. Pues Vichy estaba preciosa, me imagino que ya estarás recogiendo. A mi sino me chincha mi marido para que la adorne, paso olimpicamente.
    Feliz año nuevo lleno de bonitos proyectos.

  2. Pues sí, Mavi. Todo, todito está recogido, esperando las próximas navidades.
    A mí siempre me ha gustado decorarla y hasta me tengo que reprimir un poco porque si no la llenaría demasiado.
    Haz caso a tu marido y pon un poco de espíritu navideño en tu casa.
    Estamos en contacto. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *