Flores en tiestos- Amigurumi.

¡Hola!

Ya sabéis cómo me gustan las plantas y las flores, así que hoy el post vuelve a ser de plantas.
Pero esta vez se trata de unos sencillos tiestos con una florecilla. Están tejidos a ganchillo con un hilo de algodón.

Los encuentro muy divertidos. Con sus ojitos y su sonrisa. Me recuerdan a los muñecos japoneses de estilo kawai.

Los encontré en el blog de El Gallo Bermejo.

Me descargué el patrón y una noche, mientras miraba una película, me puse a tejer un tiesto y, como resultó sencillito y rápido de hacer, al día siguiente tejí otro y otro… y tuve que frenar el impulso de hacer más y más…

La verdad es que los tres tiestos juntos quedan muy bien. ¡Son tan alegres!

He de reconocer que me estoy enganchando a hacer figuritas de ganchillo. La verdad es que es una manera de pasar el rato distraída y sorprender a los sobrinos con un detallito de ganchillo.

Os dejo  AQUI  el enlace del patrón por si lo queréis hacer.

¡Hasta pronto!

Huevos de pascua y buñuelos de cuaresma


¡Hola!
¿Cómo han ido estos días de fiesta?
A mí me ha ido genial, y eso que ¡No he podido hacer todo lo que tenía pensado hacer! 
Sinceramente… ¡Mejor! Porque el no poderlo hacer ha significado tiempo para otras cosas, como por ejemplo: estar con la familia y los amigos. Comer con unos, cenar con otros… resumiendo, disfrutar de su compañía.

Esta semana me tendré que poner las pilas…. ¡Ya veremos si podré pillar todo el trabajo que tenía en mente! De todos modos, si no lo atrapo esta semana, lo atraparé la próxima; pero seguro que todo saldrá en el momento preciso.

Os quiero enseñar unos huevos de pascua que decoró mi cuñada Gema. 
Hace ya un par de años que me los regaló. Los guardo con sumo cuidado ya que ¡Me encantan! 

Los pintó con todo tipo de detalle.  

  Fijaos en todos los strass que les enganchó y los detalles con glitte y la puntilla, la cola de ratón… y todos con su cintita para poder colgarlos.

Son preciosos, ¿A qué si?




Y para acabar, algo dulce. Una foto de los típicos buñuelos de cuaresma, que tuvimos el placer de degustar.
Nooooo…. no lo he hecho yo.
La verdad es que nunca lo he intentado. No sé si sabría… Supongo que es ponerse,  ¿No?
Ja ja ja.
Y ¿Qué os parecen estos pasteles?

Éste es de hojaldre con frutas rojas.
 Aquí podeis ver detalle de la decoración de alguna de las fresas, los peques de casa disfrutaron con ellas. 

  Y por último, un sacher.
Estaban buenísimos… Son de la Pastelería Sàbat de Sant Cugat del Vallés.
Por suerte, han acabado las fiestas y ahora toca perder los kilos que haya puesto de más estos días. Menos mal que me encanta la verdura… Ja ja ja.
  

¡Nos vemos pronto! ¡Con las pilas puestas!

Mas flores silvestres

¡Hola!
De nuevo con las prisas… Espero poder preparar muchas cosillas estos días de fiesta, por fin ya todo está volviendo a la normalidad. 

Estuve muy liada con lo de la fiesta de cumpleaños de mi madre, como os dije, y estos días con el torneo de Básquet que mi marido organiza para el club del que es coordinador. Yo me encargo de hacer fotos y subirlas al Facebook, y con tanto partido he hecho un montón… Ahora las he de seleccionar y arreglar para poder publicarlas… En fin, que si no tengo trabajo, me lo busco.
Y no os penséis que es una obligación o un sacrificio, noooo…  ja ja ja ¡A mi me encanta! 
En cuanto a las manualidades, labores y costuras, tengo algunas cosas en el tintero. Unas preparadas, otras a medio hacer y muuuchas en mente. Ahora sólo falta tener tiempo para poner todo en orden: acabar lo que está a medias, hacer fotos y subirlo al blog para compartirlo con vosotras.  
Mientras tanto, yo sigo saliendo cada día a pasear a mis perros y recogiendo flores. Ya empezáis a saber cómo me gusta recogerlas y ponerlas en algún rincón de casa. 
 Estas son las últimas que recogí. Se trata de una planta bulbosa, si no me equivoco se llama Allium neapolitanum.  
El Allium es un pariente del ajo de cocina. Hay muchas variedades, y algunas son ornamentales y son preciosas. Todas las flores de las variedades de Alliums tienen en común que forman una esfera de pequeñas flores que se elevan por encima de las hojas de la planta.
Las encontré en el margen del camino, cada año salen allí mismo. 
El rio pasa al lado del sendero y el lugar es húmedo y bastante sombrío. Cumple con las condiciones idóneas para que florezcan. Y en cuanto lo hacen, ahí estoy yo para recogerlas y ponerlas en agua.  

¿Qué os parecen? A mí me parecen preciosas, tan blancas…

Cuando formo el ramito me recuerda a un bouquet para novias. 
¿Y vosotras? ¿Qué me decís?

Otro babero monstruoso…

! Hola ¡

No he tenido tiempo de preparar una entrada como Dios manda porque he estado  liada organizando una fiesta sorpresa para mi madre, que el pasado día 3 cumplió la friolera de 83 años. ¡Casi nada! 
Pero ya os lo explicaré en otra entrada, porque además quiero enseñaros las cositas que preparé… ¡Intriga! Ja ja ja.
Hoy os enseño otro babero monstruo. Lo he confeccionado para la hija de una compañera de trabajo. Bueno, esto hay que aclararlo un poquillo. Fuimos compañeras,  y el trabajo,  para las dos, es ya un ex-trabajo; pero todavía mantenemos algo de contacto a través de Facebook.  
Cada vez me gusta más este babero. 
 Por cierto, la niña se llama como mi hija, Mariona, y el día 2 cumplió su primer añito de vida. 
 ¡Nos vemos pronto! 


Un ratón – Amigurumi

¡Hola!

Ya estamos a las puertas de Semana Santa. ¡Qué bien! Son días de vacaciones, de encuentros con la familia y los amigos, de escapadas rápidas, de excursiones… y si encima brilla el sol ¿Qué más podemos pedir?

Estos días en que los termómetros han subido, me han entregado ganas de arreglar un poco el jardín. Fui al Garden a comprar plantas y me lié toooodo el domingo arreglándolo, pero… ¡Qué satisfacción! Ahora, sin malas hierbas, la tierra removida y lleno de flores ¡Está precioso!

También me ha dado por ordenar el cuarto de costura, lavar las fundas del sofá… y ahora mismito acabo de darme cuenta de que voy retrasada con las cosillas que estoy haciendo. Es que me lío, me lío y al final se me echa el tiempo encima.

Por ejemplo, en cuanto a los escritos del blog, no tengo ninguno preparado y eso que me gusta tenerlos, como mínimo pensados. Me gusta tener todo organizado, pero… Creo que quiero hacer demasiadas cosas, y ya se sabe: quien mucho abarca… (No sé cómo acaba ja, ja, ja ¿Poco aprieta?)

Hoy os quiero enseñar una amigurumi ratita.
Hace unos días que me ha dado por los amigurumis. Vi varios sencillitos y rápidos de hacer en alguno de los blogs que sigo. Publicaban los patrones, así que los descargué, tomé la caja de las lanas y los ganchillos, y… me puse manos a la obra. 

 Este es un simpático ratoncito, el patrón lo saqué de AQUI. Es del blog El Gallo Bermejo, que -como casi todos- lo encontré hace ya algún tiempo por casualidad y me quedé enganchada.


Se hace rapidito, una tarde de sábado mirando una película o por la noche… a ratitos, y queda un bichejo simpático para poder regalar.

Ah! Y si al rellenarlo le ponéis un cascabel dentro, sirve de sonajero…

Ya me diréis si os gusta, ¿Os parece simpático?

¡Hasta pronto!