Cactus de patchwork sin aguja

¡Hola!
Hoy os quiero enseñar una cosa que hice hace  un montón de años.

Se trata de un cactus realizado con la técnica de patchwork sin aguja. Una técnica muy sencilla, que se puede realizar con niños.

Lo podréis realizar con unos huevos de porespan de diferentes medidas, una maceta de barro y unos retales de tela en diferentes tonos de verdes.

Las herramientas necesarias son: cúter, tijeras, lápiz, regla, pegamento, cola caliente y lima metálica o un objeto de punta redondeada.
La técnica consiste en hacer unas incisiones en la figura de porespan, para luego forrar éste con tela y, al final, debéis introducir la tela  por los cortes para que quede fijada.  

Así para los cactus, primero dibujad cuatro gajos. A continuación, haced unas incisiones de medio centímetro de profundidad, siguiendo las líneas marcadas.

Forrad cada huevo con las telas escogidas, hacedlo insertando el tejido con la lima de uñas en los cortes. Repetid este paso para cada uno de los huevos.

Pegad los huevos uno sobre el otro con cola caliente, e introducidlos en la maceta.
Para realizar los pinchos, cortad los palillos por la mitad (si los cortáis oblicuamente será más fácil clavarlos en el porespan) y colocadlos en los cortes de los huevos con un poco de pegamento.
Este es el que yo hice, podéis elaborarlo como os guste. Variado el tamaño de los huevos, incluso usando otras formas, como por ejemplo bolas, se pueden conseguir varios modelos diferentes y emplearlos para decorar cualquier rincón de la casa.
La idea la saqué de un libro que compré a finales de los ’90 y lo hice con mis hijos, recuerdo que pasamos una tarde muy divertida y el resultado ya lo estáis viendo.

¡Nos vemos pronto!  


2 comentarios en “Cactus de patchwork sin aguja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *