Bolsa para lenceria


¡Hola!
¿Cómo va el año? Parece que fue ayer cuando lo empezábamos y ya estamos en primavera. Y, antes de que nos demos cuenta, el verano nos invadirá con sus días largos y calurosos.

Mientras no llega ese momento, ¿Qué tal si os enseño lo que hice a la “xicota” -como decimos por mi tierra- de mi hijo?
Marina estaba haciendo las maletas para ir a estudiar a Cardiff, y pensé que una bolsa para poner la lencería quizás le iría bien. Así que puse manos a la obra y en un ratito la tenía hecha. ¿Os gusta?

 Voy a explicar cómo la hice, aunque creo que todas ya sabéis confeccionar una bolsa cómo ésta. Para poder explicároslo hice un par de bolsas más, ya que cuando cosí la de Marina no pensé en hacer fotos del proceso de confección. ¡Así que ahora tengo un par de bolsas más para mi… o para hacer un regalito!
  Materiales:
– Un rectángulo de tela, yo he usado lino. Es mejor que sea de fibras naturales si vais a usar la bolsa para guardar ropa.
– Retales de telas coordinadas.
– Fliselina, de las que pegan por las dos caras.
– Para decorar: Puntillas, flores de tela, un par de botones, cinta de raso y de zigzag,  cordoncillo tipo cola de ratón…

Primero corté el rectángulo de la tela de lino. La medida dependerá del tamaño y uso que se le quiera dar a la bolsa.
Después preparé el patrón del sujetador y la braguita para hacer la aplicación. Para ello busqué en internet un dibujo. En la red encontraréis un montón. Una vez escogí uno, lo pasé a una hoja de Word y lo amplié al tamaño que necesitaba. Lo imprimí. Ya tenía a punto el patrón.

Para realizar la aplicación de la ropa interior, calqué del patrón las piezas en las telas, las recorté e hice lo mismo en Fliselina. Planché la Fliselina sobre las piezas recortadas y, después, como si de un puzle se tratara, lo monté en la tela de lino que tenía preparada para la bolsa. Con cuidado volví a planchar para que quedara bien adherido. Cosí a máquina, con puntada de zigzag muy estrechita y corta, todo alrededor de las piezas. Para decorar añadí la puntilla, la cinta zigzag y las florecitas, tal y cómo veis en las fotos. 

Acabadas las aplicaciones, doblé la bolsa con las caras del derecho mirándose  y cosí los laterales, dejando las costuras rematadas con un zigzag. Marqué el dobladillo superior con la plancha, dejando más o menos 5 cm. Y giré la bolsa.

Corté dos trozos de cinta de algodón de unos 4 – 5 cm. más corta que el ancho de la bolsa, y los coloqué centrados coincidiendo con el dobladillo superior, de manera que cosí la cinta al mismo tiempo que el dobladillo. Hice la segunda costura en la parte superior de la cinta y pasé la cola de ratón. En los extremos del cordoncillo, puse unos botones para decorar y…
¡Lista! Ya tenemos la bolsa acabada y sin complicaciones, ¿no?
¡Nos vemos pronto!


15 comentarios en “Bolsa para lenceria

  1. Todas las bolsas te han quedado muy guapas, pero yo me quedo con la de Marina, ya que tiene los detalles en la tela de florecitas de estilo vintage, me encanta. Estas bolsas vienen genial tanto para viajes como para regalar, me. Has puesto los dientes largos, así que gracias a tus explicaciones me será fácil confeccionarlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *