Mesilla de noche restaurada

¡Hola!


Hoy quiero enseñaros otro trabajo de restauración. Se trata de una mesilla de noche.Estaba en bastante mal estado. Por eso, quise llevármela e intentar devolverle algo del encanto pasado. Me gusta como ha quedado después de restaurarla.

La puerta estaba bastante mal. La chapa se había hinchado por la humedad y estaba desenganchada. También tenía algún desconchado.


Las patas delanteras llevan un adorno que estaba desencolado y roto.Los tiradores de la puerta y el cajón interior estaban oxidados, y la encimera de mármol se había perdido. Todo un desafio.


Desmonté la puerta para poder trabajar más cómodamente, y empecé con el decapado y lijado de todas las partes. La primera alegría fue el comprobar que los tiradores los pude recuperar perfectamente. Además de manera fácil y rápida.  Quedaron perfectos.


Después llegó la segunda alegría, el cajón interior y la parte interna de la mesilla, una vez decapada y lijada  también quedaron perfectos.



Pero faltaba la parte difícil: recuperar la puerta y las patas delanteras. Fue un trabajo meticuloso. Consistió en decapar, lijar, rellenar con cera los desconchados…, volver a lijar y encolar. Parecía que iba tomando forma y que me iba saliendo bastante bien. El resultado final, después de barnizar la mesilla y ponerle un mármol,  me sorprendió.


Me siento muy orgullosa del cambio. Ahora la mesilla está al lado de mi escritorio y en ella guardo un montón de cosillas.


Espero que os guste tanto como a mí.

¡Nos vemos pronto!

4 comentarios en “Mesilla de noche restaurada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *